5 claves para liderar un equipo en remoto

Estos son los temas que trataremos:

La pandemia ha traído consigo la implantación del teletrabajo en muchos sectores. Esto, además de mejorar la conciliación, permite a las empresas encontrar talento en cualquier lugar del mundo. Pero esta forma de trabajar también lleva aparejados nuevos retos. Uno de los más complicados es cómo liderar un equipo en remoto.

Si ya es difícil hacer una buena gestión de los equipos de trabajo cuando todos los miembros están presentes en un mismo espacio físico, la situación se vuelve más compleja cuando los integrantes están cada uno en un lugar diferente. Pero que sea difícil, no quiere decir que sea imposible. Veamos cinco consejos que te permitirán llegar a ser el líder que los teletrabajadores necesitan.

1. Comunicar con claridad para liderar un equipo en remoto

Si la comunicación siempre es importante cuando se está al frente de un grupo de personas, se vuelve todavía más cuándo estamos ante un supuesto de trabajo en remoto.

Como líder, debes ser capaz de exponer las cosas de manera que todo el mundo las entienda, ya sea de forma oral o escrita.

Una de tus labores m√°s importantes es establecer un orden de prioridades en las tareas a realizar y repartirlas entre los diferentes miembros del equipo. Pero, antes de hacerlo, debes asegurarte de que conoces bien a las personas con las que trabajas.

No nos referimos solo a sus capacidades y habilidades profesionales. En este caso hay que ir un paso m√°s all√°. El teletrabajo no siempre es una situaci√≥n sencilla. Hay quien debe compaginarlo con el cuidado de alg√ļn familiar, o debe compartir su espacio de trabajo con otro miembro de la familia.

Por eso, una buena comunicaci√≥n parte de que est√©s al tanto de las circunstancias personales de tus subordinados. Antes de nada, aseg√ļrate de que cuentan con todos los medios para poder trabajar con la m√°xima comodidad posible, y de cu√°l es su disponibilidad.

Después puedes ir definiendo las metas a alcanzar por el equipo y el rol que debe asumir cada miembro para contribuir al objetivo final.

2. Crear mentalidad de tribu

En la oficina, la interacci√≥n personal es mucho m√°s f√°cil. Los compa√Īeros se ven a diario y charlan tanto de manera formal como de manera m√°s informal mientras se toman un descanso.

Esas conversaciones informales no existen, a priori, en el teletrabajo, lo cual puede hacer que cada miembro del equipo se sienta un tanto aislado.

Como persona encargada de liderar un equipo en remoto, debes asegurarte de que esa mentalidad de tribu est√° ah√≠ aunque los trabajadores no compartan un mismo espacio f√≠sico. Por ejemplo, creando un grupo de WhatsApp para comunicaciones m√°s informales (felicitar el cumplea√Īos, enviar memes, etc.), pero siempre con moderaci√≥n. O realizar una videoconferencia una vez por semana para que todo el mundo se vea las caras. Ni siquiera es necesario tratar √ļnicamente de temas laborales, puede ser una charla m√°s informal.

3. Abrir diferentes vías de comunicación

Habl√°bamos antes de la comunicaci√≥n que t√ļ mantienes con tu equipo, pero no te olvides del feedback que pueden darte sus miembros. Para recibirlo, es importante que los empleados cuenten con diferentes canales de comunicaci√≥n.

La informaci√≥n fluir√° mejor si hay canales p√ļblicos y otros privados. Estos medios pueden ser utilizados para comunicar dudas, ponerte sobre aviso de problemas, o incluso proponer sugerencias. 

Y no basta con crear las v√≠as de comunicaci√≥n. Aseg√ļrate de que dispones de tiempo para atenderlas. No hace falta que respondas de forma inmediata a cada mensaje, pero la respuesta tampoco deber√≠a tardar demasiado en llegar.

Es m√°s, si tus empleados no inician la comunicaci√≥n contigo, puedes ser t√ļ quien lo haga. No est√° de m√°s que, de vez en cuando, mandes alg√ļn mensaje privado para interesarte por los miembros del equipo. Es una buena forma de comprobar que todo est√° bien en sus vidas tanto a nivel personal como laboral. Esto, adem√°s, contribuye a generar ese sentimiento de tribu del que habl√°bamos antes.

Si la comunicación es buena y el empleado siente que se preocupan por él, los índices de rotación en la empresa descienden de forma notable.

4. Dar autonomía a tus empleados, un acierto al liderar un equipo de trabajo en remoto

El hecho de que cada uno est√© trabajando en su casa es la ¬ęexcusa¬Ľ perfecta para que les demuestres lo mucho que conf√≠as en cada miembro del equipo. Supervisa su trabajo, pero sin agobiar. Que no noten tu continua presencia al otro lado de su ordenador.

Un buen l√≠der no se dedica a la microgesti√≥n, sino que sabe delegar y valora la autonom√≠a de quienes tiene a su cargo. 

¬ŅTus trabajadores son profesionales, saben lo que tienen que hacer? Pues d√©jalos fluir. Notar√°s que la productividad empieza a aumentar r√°pidamente, porque nada la estimula m√°s que una buena dosis de confianza.

Esta autonomía, junto con los canales de comunicación a los que acabamos de hacer referencia, pueden conseguir que el trabajo en remoto sea una experiencia muy satisfactoria para todos los implicados. Además, aumentará la fidelidad de los empleados con respecto a la empresa.

5. Sacarle el máximo partido posible a la tecnología

Nadie sabe absolutamente de todo, pero un buen líder debe estar al tanto de los avances tecnológicos que pueda aprovechar en su beneficio y en el de su equipo.

El teletrabajo nos hace depender de la tecnología, así que ahora es buen momento para sacarle el máximo partido posible. Buscando fórmulas que puedan hacer el trabajo más llevadero, más sencillo y también más eficiente.

Por ejemplo, puedes crear un listado con apps y herramientas que ser√≠an √ļtiles en tu trabajo y compartirla con tus empleados. No se trata de obligarles a utilizarlas, pero s√≠ de que sepan que est√°n ah√≠ y podr√≠an resultarles de gran ayuda.

S√ļmate a la tendencia de los documentos colaborativos si es que no lo has hecho ya. Este sistema permite a varias personas trabajar a la vez en un mismo documento y que todos vean los cambios en tiempo real. Un sistema sencillo que ahorra mucho tiempo.

Incluso puedes organizar alguna videoconferencia para tratar cuestiones relacionadas con la tecnolog√≠a y que hasta los trabajadores m√°s reacios le pierdan el ¬ęmiedo¬Ľ.

Liderar un equipo en remoto supone todo un reto, pero tambi√©n puede ser una fuente de satisfacciones si lo haces bien. Ha llegado el momento de llevar a tus subordinados a un nuevo nivel de productividad y motivaci√≥n. ¬ŅTe atreves con ello? Si lo que buscas es un profesional que sea capaz de asumir este rol, nos tienes a tu disposici√≥n para ayudarte a encontrarlo.

¬ŅTe gusta el art√≠culo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin