¿Qué es el servicio de selección onboarding y cómo ayuda a garantizar el éxito?

Estos son los temas que trataremos:

Las empresas de selección tradicionales se limitan a ofrecer a sus clientes a los candidatos idóneos para los puestos dados. La relación entre una empresa de RR. HH. y su cliente solía terminar a la firma del contrato, pero esto está cambiando. La selección onboarding va un paso más allá y se involucra en el proceso de incorporación del nuevo empleado en la compañía. Por lo general, este servicio se presta en la contratación de mandos intermedios y directivos y se concreta en un seguimiento telefónico de duración variable entre los treinta y los noventa días.

Beneficios del servicio de selección onboarding

Es un hecho indiscutible que los procesos de selección no terminan en el momento de la firma del contrato. De las primeras semanas en una nueva empresa puede depender el buen desempeño del puesto en el futuro. Si la integración del candidato es buena, se beneficiarán de ello tanto la empresa como el propio candidato. De hecho, la rotación alta en puestos de responsabilidad suele estar relacionada con periodos de adaptación gestionados de manera inadecuada. Ahí es donde entra el servicio de selección onboarding.

En realidad, no se trata de un nuevo servicio que añadir a la lista de tareas de una empresa de selección, sino de una nueva manera de entender las relaciones laborales. Las empresas que buscan incorporar talento en sus entornos de trabajo, deben asegurarse de que las nuevas incorporaciones se comprometen con la empresa, de que comprenden las necesidades de esta y de que, por otro lado, esas necesidades encajan con sus deseos en el ámbito profesional. La selección onboarding se encarga de que este entendimiento se produzca sin fricciones.

Beneficios que la selección onboarding aporta a la empresa

Este servicio se presta solo después de un diálogo fluido con la propia empresa. Este intercambio de formación incluye todo lo referente a la cultura de la empresa, visión, valores, etc. Por tanto, el onboarding podrá incorporarse al plan de bienvenida de la empresa, como valor añadido al mismo.

Todo ese conocimiento se hace llegar al candidato de manera fluida, para que, ya desde sus primeros contactos, su modo de encarar las nuevas funciones esté bien engarzado con la manera de funcionar de la empresa. Así se minimiza el riesgo de fracaso inicial y se liman las posibles fricciones que pudieran derivarse de culturas de empresa muy diferentes.

Los mandos intermedios y directivos se sienten acompañados desde su incorporación y se mueven con mayor seguridad desde el principio, puesto que se eliminan los llamados «tanteos» del clima de la empresa.

Beneficios para la nueva incorporación

El proceso de selección onboarding se ocupa de las presentaciones y de la integración del candidato en el equipo; pero no solo eso. Se trata de que el nuevo empleado sepa de qué manera relacionarse cuanto antes, lo que le habilita para concretar objetivos de manera casi inmediata y para llevarlos a cabo con rapidez.

De esta manera, el día a día se aborda con una cercanía mayor y de un modo más natural. La presencia de un consultor externo que sirve de guía dentro de la nueva organización es un apoyo de gran valor y ayuda a la toma temprana de decisiones. Esto mejora la percepción que los antiguos empleados tienen del nuevo y facilita las relaciones dentro de la empresa. Además, el nuevo empleado se sentirá más cómodo y su compromiso con la empresa será más alto desde las etapas iniciales de la relación. Algo que sucede cuando se entienden desde el minuto uno los objetivos y los principios motores de la empresa.

¿Quieres beneficiarte de esta nueva manera de entender las relaciones laborales? Contacta con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte a seleccionar e incorporar a los mejores candidatos.

¿Te gusta el artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin