Cómo organizarte en el trabajo para irte tranquilo de vacaciones de Navidad

Estos son los temas que trataremos:

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, es probable que tu cabeza ya esté puesta en las vacaciones, porque puede que vayas a visitar a la familia o hacer, por fin, ese viaje que tanto has tenido que retrasar. Sean cuáles sean tus planes, es hora de organizarte en el trabajo para poder disfrutar al máximo de los días libres que están por llegar.

Pide los días libres

Si trabajas por cuenta ajena lo primero que tienes que hacer es hablar con tu empresa para solicitar los días de vacaciones que quieres. Ten en cuenta que la Navidad es una época en la que muchos suelen pedir días libres, así que solicítalos con tiempo para no encontrarte con la desagradable sorpresa de que alguien se te ha adelantado.

Empieza a planificar

En cuanto te confirmen que tienes libres los d√≠as que quer√≠as es hora de empezar a planificar tu ausencia. No lo dejes todo para √ļltima hora o aparecer√°n viejos conocidos como el estr√©s y la ansiedad. Lo ideal es que tengas, como m√≠nimo, un par de semanas para planificarlo todo.

Coge papel y l√°piz o abre un documento de texto en tu ordenador y empieza a apuntar las tareas que tienes que adelantar para poder disfrutar de tus vacaciones con tranquilidad. 

Programa las tareas para organizarte en el trabajo

Los días anteriores a las vacaciones van a ser un poco estresantes, porque tendrás que hacer tu trabajo habitual y, además, hacer esas tareas que necesitas adelantar. Por eso, controla mejor que nunca te agenda. Elimina todas aquellas cosas que sean innecesarias y céntrate en lo que tienes que hacer.

Si no tienes muy claro qué debes hacer y cuándo debes hacerlo, la experiencia puede convertirse en una pesadilla. De ahí la necesidad de que gestiones tu tiempo de la mejor forma posible.

Delega, pero sin abusar

Es posible que no puedas atender a todas las tareas que deber√≠an realizarse en los d√≠as que t√ļ vas a estar ausente. A√ļn as√≠, intenta hacer todas las posibles. Si ves que queda trabajo por hacer, del√©galo en otro compa√Īero.

Eso sí, ten en cuenta que tus vacaciones no deben suponer un problema para los demás. No sobrecargues a un colega con demasiadas tareas.

Forma a tu sustituto

Si vas a tener que delegar tareas, es importante que dediques algo de tiempo a explicarle al compa√Īero que se ocupar√° de ellas c√≥mo tiene que hacerlo si es un trabajo que no hace de forma habitual y no controla bien. 

Procura hacerlo unos días antes de marcharte para que, si a tu colega le queda alguna duda, pueda consultarla contigo mientras todavía estás en la oficina.

Cancela reuniones y compromisos con antelación

Puede ocurrir que dentro de los d√≠as de descanso que has elegido tuvieras alg√ļn compromiso previo como una reuni√≥n o una cita profesional. En caso de ser as√≠ procura cancelar lo antes posible para no causar muchas molestias a la otra parte.

Si puedes adelantar la reunión a antes de marcharte, mejor. En caso de que no sea así, al anunciar la cancelación propón una nueva fecha para la celebración del encuentro. Así la otra parte verá que sigues manteniendo el interés en hablar con ella.

Para poder organizarte en el trabajo, notifica tu ausencia

Los primeros que tienen que estar al tanto de tu marcha son tus compa√Īeros, porque puede que tu ausencia influya de alguna manera en su trabajo. En cuanto sepas cu√°les son tus d√≠as libres, manda una comunicaci√≥n interna a todos aquellos que necesiten saber que no estar√°s. Indica qu√© d√≠a te vas y tambi√©n a partir de qu√© fecha estar√°s de nuevo disponible.

Si trabajas de forma directa con clientes, proveedores, o terceros ajenos a la empresa, envíales igualmente una comunicación informando sobre el período durante el que estarás fuera.

Prepara la lista de tareas pendientes para la vuelta

El día que regresas a tu trabajo no puede ser un día perdido. Lo será si te lo pasas revisándolo todo para ver qué tienes que hacer. Para que esto no ocurra, déjate preparada una lista con las tareas más importantes que tienes que hacer a tu vuelta.

Adem√°s, de esta forma demuestras tanto ante tus jefes como ante tus compa√Īeros que eres una persona comprometida con tu trabajo.

Reserva el √ļltimo d√≠a para los imprevistos

A la hora de organizarte en el trabajo para disfrutar de tus vacaciones con tranquilidad ya hemos dicho antes que no hay que dejarlo todo para el √ļltimo momento. De hecho, la √ļltima jornada antes de empezar tu per√≠odo de descanso no deber√≠a ser demasiado estresante.

Si has seguido los pasos que hemos visto hasta ahora, al llegar a esa fecha ya deber√≠as tenerlo todo pr√°cticamente listo. Esto te dejar√° algo de tiempo libre para poder atender los imprevistos que surjan a √ļltima hora.

Este día también lo puedes aprovechar para hacer un poco de limpieza en tu escritorio y dejarlo todo recogido. Y no te olvides de los archivos digitales, también deberías hacer limpieza en los mismos. Borrando los emails que ya no necesiten de ninguna interacción por tu parte y clasificando y archivando aquellos que puedas necesitar en un momento posterior.

Activa el mensaje de fuera de la oficina

Una cosa que no se te debe olvidar es crear y activar el correo electrónico de respuesta automática que informará a todos aquellos que te envíen un mensaje de que estarás fuera de la oficina durante unas fechas concretas.

Incluso aunque hayas enviado la notificación de ausencia de la que hemos hablando antes, deberías activar este mensaje. Porque seguro que hay alguien que no recuerda que estarás fuera y, además, puede escribirte alguien a quien no hayas avisado de tus vacaciones.

Desvía las llamadas

A √ļltima hora de tu √ļltima jornada de trabajo antes de las vacaciones recuerda desviar las llamadas de tu terminal fijo al tel√©fono del compa√Īero que se encargar√° de tus asuntos mientras est√©s fuera

En caso de que tengas un teléfono móvil del trabajo, en cuanto fiches para salir recuerda apagarlo y no vuelvas a encenderlo hasta que vuelvas a la oficina. Esta desconexión digital es totalmente necesaria para que puedas descansar. Además, la ley te ampara en este sentido y reconoce que se trata de un derecho de los trabajadores, por lo que tu jefe no podrá oponerse.

Organizarte en el trabajo es la clave para que puedas disfrutar al máximo de tus días libres durante la Navidad. Si planificas tus tareas con tiempo, seguro que lo dejarás todo listo antes de marcharte. ¡Disfruta de tus vacaciones! Y si lo que quieres es cambiar de trabajo, estamos a tu disposición para ayudarte.

¬ŅTe gusta el art√≠culo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin