Por qué debes interesarte por tu equipo de corazón

Estos son los temas que trataremos:

¿Ser más cercano o mejor mantener una profesionalidad impecable? Existe a día de hoy un gran debate acerca de cómo un líder debe relacionarse con su equipo

Es mejor ser un poco compasivo o mejor mantener frialdad y mano dura. Son preguntas que a menudo cómo gerentes nos hacemos y es importante responder con claridad y ser consciente de las consecuencias derivadas de ello.

¿Eres de los que da los buenos días y pregunta qué tal la familia? ¿O eres de los que cierra la puerta con ímpetu para que todo el mundo sepa que estás allí?

Muchos líderes, creen firmemente que actuar con distancia frente a su equipo es la mejor forma de trabajar, mantener ese aspecto de coraje y firmeza. 

Estudios recientes han demostrado que tratar a tu equipo de manera comprensible puede tener beneficios, tanto para ti como jefe como para ellos. Así que, ¿por qué debes interactuar más con tu equipo e interesarte de manera sincera y cercana?

Vamos a comentarlo

Ventajas

  • Tus trabajadores sentirán que forman parte de la empresa. Esto se ha vuelto muy valioso, sobre todo en tiempo de trabajo remoto y flexible. La conexión entre el equipo es más relevante que nunca, la famosa cultura de empresa es fundamental para el éxito. Cada vez nos comunicamos más a través de la tecnología, es por ello que es crucial que tengas una postura compasiva o cercana con el equipo. La transformación digital requiere un/a líder efectivo, de nada sirve ya la mano dura
  • Las personas confiarán en ti, en lugar de tenerte miedo Como jefe/a, esto implica que estarás más cerca de cumplir las ambiciones y objetivos de tu equipo, todos a una, sin fracturas ni conflictos. Además, se te reconocerá por ser una persona digna de admiración, confianza y calidad humana, ¿Suena bien no?
  • Tener una buena percepción por parte de los demás te dará aún más autoridad. Los líderes que proyectan cercanía, son más efectivos que esos que lideran con tenacidad y dureza. ¿Por qué? Por la confianza. Las personas van a sentirse más cómodas y en familia, con personas en las que sienten que pueden confiar y no les van a castigar o juzgar. 
  • De acuerdo con un estudio de Harvard Business Review, la lealtad no va del número final en la cuenta bancaria, lo que si marca la diferencia es el clima laboral, las relaciones que se establecen en el entorno laboral, el sentimiento de pertenecer a una comunidad. Se ha descubierto que los trabajadores son más leales a los líderes, a los que respetan, los que se preocupan y los que tratan con humanidad y amabilidad a sus empleados.
  • Acercarte a tus trabajadores reduce el estrés. No es una broma, un estudio de trabajadores de varias organizaciones demostró que el gasto en salud de empresas con trabajadores con altos niveles de estrés era un 46% más alto, que aquellas en las que el nivel de estrés era más bajo, no solo produces beneficios a nivel humano , sino con respecto a rendimiento económico, todo son ventajas.  

¿Cómo volverte un/a líder más compasivo con tu equipo?

La gran importancia de convertirse en un líder compasivo, cercano y humano es incuestionable en los tiempos que nos movemos. Necesitamos a líderes que no ordenen, que inspiren, que sean un ejemplo y que la gente siga por elección y no por obligación. Necesitamos líderes más humanos, cercanos y de carne y hueso. 

Siguiendo los siguientes consejos, te asegurarás de no volver a poner distancia y convertirte en un líder que eligen seguir:

  • Ten más conciencia propia: Seguramente habrás escuchado el término “mindfulness” en el último año, se ha puesto tremendamente de moda. Esto significa tener más conciencia de uno mismo, lo podríamos describir como un proceso de sentirse bien con uno mismo. Cada uno debe de tener conciencia de uno mismo antes de poder dirigir a los demás. Los mejores líderes que hemos podido ver están siempre analizando sus puntos fuertes y débiles y se rodean de gente que llena los vacíos que tiene. Un gran líder no es aquel que lo sabe todo, es aquel que se rodea del equipo necesario para lograr los resultados que busca. 

  • Una sonrisa cuesta poco, pero vale mucho: En el momento en el que la mayoría de nuestro día se basa en la gratitud, la compasión y la amabilidad, cada vez queda menos hueco para rencores, dolor, sufrimiento o estrés. No subestimes el impacto que puedes generar en tu entorno y viceversa. 

  • Trata a los miembros de tu equipo como una familia: Normalmente, las personas con las que eres más amable y compasivo son de tu entorno familiar o amistoso. Ten en cuenta que como líder cualquier decisión que tomes va a tener un impacto directo en tu equipo, por un momento párate a pensar, como se sentiría tu hijo , mejor amigo o familiar si estuviera trabajando para ti. No te olvides, estás al frente de personas, no de máquinas.

  • Bondad sobre el juicio: Para poder ser una persona más compasiva y amable con los demás, primero de todo debes empezar contigo mismo, aceptando que, como todos, tienes tus propios errores, debilidades y puntos a mejorar. Precisamente eso es lo que nos hace únicos y nos da el auténtico valor dentro de un equipo. Cuando tengas bien claro en mente, se volverá mucho más fácil que te des cuenta de que cada miembro de tu equipo tiene sus partes y que el conjunto los hace útiles y formar parte de un engranaje perfecto.

  • Relájate y suelta la tensión de vez en cuando: Esto no significa dejar la ambición de lado o marcarse objetivos menos ambiciosos, son perfectamente compatibles. Saber parar a tomar aire, cargar pilas y poder ver las situaciones desde otra perspectiva es un gran poder que todos tenemos la capacidad de practicar. No pararnos para valorar la situación y retomar el rumbo es como no parar a poner gasolina porque tenemos que conducir. Una parada a tiempo nos puede evitar muchos problemas y evitar el agotamiento laboral, tan presente a día de hoy. 

Esperamos haberte dado argumentos suficientes para convencerte de que el liderazgo de mano de hierro ya no es una estrategia efectiva para lograr objetivos sólidos y a largo plazo.

Si puedes empezar a emplear estos consejos en tu estilo de liderazgo vas a poder crear vínculos nuevos y de mayor calidad con tu equipo. Incluso podrás ponerlo en práctica la próxima vez que veas a tu equipo tras leer este artículo.

A veces es tan fácil y suficiente con un “Buenos días ¿Qué tal ha ido el fin de semana?, esa pequeña pregunta puede marcar una gran diferencia.

¿Te gusta el artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
AFFINIS

¿Eres tú el problema?

Vamos a imaginar un primer problema, estás planteando un nuevo proyecto y haces una reunión de equipo para comentarlo. En el transcurso de la reunión,

Leer más »